19
Diciembre
2013
|
00:00
Europe/Amsterdam

Toyota España y la Fundación Theodora reparten sonrisas por Navidad


-Colaboración con la Fundación Theodora para realizar visitas a niños hospitalizados.
-Un bosque virtual de sonrisas para lograr 2.014 visitas hospitalarias.
-El objetivo es lograr 50.000 sonrisas solidarias.

 
Toyota España colabora con la Fundación Theodora para repartir sonrisas entre los niños hospitalizados mediante una felicitación navideña muy especial que va a llevar una sonrisa a los que más la necesitan en una época como esta. Esta acción especial se va a desarrollar durante todas las Navidades en el portal www.compartetusonrisa.es, donde se recogerán las sonrisas a través de la tecnología "smile tracking".
 
La herramienta "smile tracking" es capaz de detectar si la sonrisa es lo suficientemente grande como para ser considerada válida y se puede utilizar captando una imagen en directo a través de una webcam de un ordenador o enviando una fotografía realizada previamente.
 
El objetivo es componer un bosque virtual con centenares de árboles de Navidad. En cada uno de ellos se colgarán una serie de adornos navideños, las sonrisas, hasta alcanzar las 50.000. Éstas se traducirán en 2.014 visitas hospitalarias, coincidiendo con la cifra del año nuevo. Estas visitas las protagonizan los Doctores Sonrisa, artistas profesionales de la Fundación Theodora que son especialistas en arrancar una sonrisa a los niños hospitalizados, los "im-pacientes".
 
Los Doctores Sonrisa comenzaron a trabajar hace veinte años en un hospital suizo para cumplir el sueño de André y Jan Poulie, creadores de la Fundación Theodora, como un homenaje a su madre, Theodora, que falleció tras una larga hospitalización.
Actualmente la Fundación Theodora está presente en ocho países de todo el mundo.
En España comenzó su actividad en el año 2000 y hoy día cuenta con 29 Doctores Sonrisa, que trabajan en 20 hospitales de todo el país.

 
Los artistas profesionales que trabajan como Doctores Sonrisa de la Fundación Theodora, que tienen un mínimo de tres años de experiencia, cuentan con una elevada formación artística y psicosanitaria. Además, deben seguir unos procedimientos muy rigurosos definidos por la fundación para realizar las visitas a los niños hospitalizados.
 
Una vez se incorporan a la plantilla de Doctores Sonrisas de la Fundación Theodora, son sometidos a un elevado nivel de seguimiento de su actividad y realizan continuas iniciativas para mantener el nivel de calidad esperado. Todos ellos están habituados a trabajar en el ámbito de la infancia o la adolescencia y respetan escrupulosamente todo lo relacionado con la higiene, tanto corporal como de sus batas, manos y material, durante las visitas. Su trabajo artístico en el hospital se lleva a cabo sin interferir en el del personal sanitario.