07
Abril
2020
|
12:25
Europe/Amsterdam

Toyota Hybrid: todo lo aprendido en competición, directo a los modelos de calle

  • La tecnología híbrida eléctrica de Toyota debutó con en el Toyota Prius en 1997, saltando a la competición años después y debutando en el Campeonato Mundial de Resistencia —World Endurance Championship (WEC)—; desde entonces, la competición es el perfecto banco de pruebas para mejorar los modelos híbridos que Toyota comercializa alrededor del mundo.
  • Desde que debutó en 2012, Toyota se ha alzado con dos títulos de constructores –2014 y 2018-2019— y uno de pilotos (2018-2019) del WEC, además de vencer en dos ocasiones en Le Mans (2018 y 2019) de la mano de Fernando Alonso y liderar el actual campeonato en ambas categorías.
  • La temporada 2019-2020 del WEC finalizará el 21 de noviembre con las 8 Horas de Baréin, tras disputarse las 6 Horas de Spa-Francorchamps el 15 de agosto y las 24 Horas de Le Mans los días 19 y 20 de septiembre.

De lo más alto del podio de Le Mans, a las calles de todo el mundo. Así se realiza la transferencia de tecnología entre el prototipo híbrido con el que TOYOTA GAZOO Racing compite en el Campeonato Mundial de Resistencia —World Endurance Championship (WEC)— y los modelos de la gama híbrida eléctrica de Toyota, de Yaris hybrid a RAV4 hybrid, pasando por Corolla hybrid, Prius hybrid o Toyota C-HR hybrid, entre otros muchos alrededor del mundo.

Todo lo aprendido en competición, toda la experiencia acumulada en la creación, configuración y puesta a punto del TS050 HYBRID de TOYOTA GAZOO Racing en el WEC, se transfiere directamente al desarrollo de los híbridos eléctricos que circulan por las calles y carreteras de todo el mundo. Este es uno de los motivos por el que Toyota está presente en el mundo de la competición, tal y como expone frecuentemente Akio Toyoda, Presidente y CEO de Toyota Motor Corporation (TMC), la experiencia en las carreras permite fabricar vehículos cada vez mejores para los clientes de Toyota.

Sin embargo, la transferencia tecnológica arrancó justo al revés, llevando la tecnología híbrida eléctrica de la gama de modelos disponibles en cualquier concesionario Toyota a la competición en 2007, con el Toyota Supra HV-R, que además logró un histórico triunfo en las 24 horas de Tokachi: fue el primer híbrido en ganar una carrera a nivel internacional. Aquella victoria fue la semilla del gran proyecto de Toyota y su tecnología híbrida en competición, materializado a partir de 2012 con la participación en el WEC a partir de entonces.

Una trayectoria la de Toyota en la máxima competición de resistencia en la que sobresalen ya dos títulos de constructores, en 2014 y la temporada 2018-2019, y un título de pilotos, de la mano de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, también en 2018-2019. Además, esa temporada, cuando se disputaron dos ediciones de las 24 Hora de Le Mans, TOYOTA GAZOO Racing sumó sendas victorias en el mítico Circuito de La Sarthe.

Este año, el equipo que preside Hisatake Murata lidera las clasificaciones tanto de pilotos como de constructores cuando restan tres carreras por disputarse, aplazadas por la actual pandemia de coronavirus COVID-19 al 15 de agosto (6 Horas de Spa-Francorchamps), los días 19 y 20 de septiembre (24 Horas de Le Mans) y el 21 de noviembre (8 Horas de Baréin), cuando está previsto que finalice la temporada 2019-2020 del WEC.

Grandes similitudes

Los modelos que forman parte de la gama híbrida eléctrica de Toyota, hasta nueve actualmente en el mercado español —Yaris hybrid, Corolla hybrid, Corolla Touring Sports hybrid, Corolla Sedan hybrid, Toyota C-HR hybrid, Prius hybrid, Prius+ hybrid, Camry hybrid y RAV4 hybrid— son conceptualmente muy parecidos a los dos prototipos Toyota TS050 HYBRID con los que TOYOTA GAZOO Racing compite en el WEC.

Una de sus principales características, ya sea un híbrido de calle o el prototipo de competición, es obtener el máximo rendimiento energético. Esto es una realidad en ambos casos, convirtiendo a los híbridos eléctricos disponibles en los concesionarios Toyota en modelos eficientes, respetuoso con el medio ambiente y de gran confort de marcha, y a los TS050 HYBRID en los más rápidos en pista.

La tecnología de los híbridos de calle y competición es muy similar, ya que, en concepto, el funcionamiento del sistema de propulsión híbrido, la gestión de la energía eléctrica y la frenada regenerativa, la aerodinámica el trabajo realizado por los ingenieros para lograr la máxima reducción de peso es común.

Así, el Toyota Hybrid System (THS) que montan, en diferentes versiones y potencias, desde el urbano Yaris hybrid hasta el pionero de los todocaminos, el RAV4 hybrid, pasando por el Corolla hybrid o el revolucionario Toyota C-HR hybrid, tiene un esquema idéntico al del TS050 HYBRID del WEC: propulsor de gasolina asociado a uno o varios motores eléctricos, que se alimentan de la energía almacenada en una batería.

En ese punto entra en juego otra de las tecnologías en común, el sistema de gestión de la energía eléctrica, clave en el WEC para lograr ser el nº 1 en la pista y en la calle para poder ofrecer la máxima eficiencia, permitiendo a los híbridos eléctricos Toyota circular hasta más de un 80% del tiempo en modo cero emisiones.

La regeneración de energía es otro de los aspectos que comparten los híbridos eléctricos Toyota, de calle y de competición, porque todos recargan la batería eléctrica en deceleraciones y frenadas, al igual que la aerodinámica, clave para obtener la máxima eficiencia gracias al menor coeficiente aerodinámico (Cx).

La reducción de peso en todos ellos, muy relevante para mejorar rendimiento y prestaciones e incrementar la eficiencia, se logra en todo caso gracias al empleo de materiales ligeros en la fabricación tanto de los modelos de la gama híbrida eléctrica de Toyota como del TS050 HYBRID. La competición también sirve para testar la resistencia de componentes y piezas durante largos periodos de tiempo en condiciones extremas, aplicándose mejoras en los modelos destinados al público.

Además, la conexión entre la calle y la competición se hace evidente en los equipos de trabajo, ya que parte de la estructura de TOYOTA GAZOO Racing en el WEC va rotando, con ingenieros que tras acumular una gran experiencia desarrollando el TS050 HYBRID llevan todo lo aprendido en competición a los centros de investigación y desarrollo de Toyota en Japón.

Equipo TGR WEC 2019-2020

Para la temporada 2019-2020 del Campeonato Mundial de Resistencia —World Endurance Championship (WEC)—, TOYOTA GAZOO Racing actualizó su alineación de pilotos con el fichaje de Brendon Hartley, sumándose a los campeones Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima para reemplazar a Fernando Alonso en el TS050 HYBRID nº 8, mientras que en el TS050 HYBRID nº 7 se mantienen Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López. Por su parte, Thomas Laurent combina su nueva función como piloto de pruebas y reserva de Toyota con una plaza en la categoría LMP2 para seguir evolucionando.

Los dos TS050 HYBRID, prototipos híbridos de tracción total y 1.000 CV de potencia, han sido modificados de cara a esta temporada con una mejor aerodinámica y un mayor ajuste de las piezas mecánicas para reforzar su fiabilidad. El objetivo, que de momento se está cumpliendo ya que Toyota lidera las clasificaciones de pilotos y constructores, seguir incrementando el palmarés del vehículo más laureado de la historia de la competición en circuito de Toyota.

TOYOTA GAZOO Racing (TGR) aglutina todas las actividades de Toyota en competición, con presencia en el Campeonato Mundial de Resistencia —World Endurance Championship (WEC) —, el Campeonato Mundial de Rallys —World Rally Championship (WRC)— y el Rally Dakar, así como otras competiciones como las 24 Horas de Nürburgring, Super GT y Super Formula en Japón o la NASCAR en Estados Unidos. En 2018 y 2019, TOYOTA GAZOO Racing ha logrado dos victorias en las 24 Horas de Le Mans y el título de pilotos y constructores del WEC, además del campeonato de marcas del WRC. Para Toyota, la competición es pieza fundamental en su estrategia de crear siempre vehículos cada vez mejores. El trabajo de TOYOTA GAZOO Racing en la competición se traslada a la calle con modelos deportivos como el Toyota GR Supra, el Toyota GR Yaris, el Toyota GT86, el Toyota Yaris GRMN,el Toyota Corolla GR-SPORT y el Toyota Yaris GR-SPORT.