02
Diciembre
2021
|
15:00
Europe/Amsterdam

Toyota inicia la producción europea de la segunda generación de módulos de pila de combustible

  • Módulos más compactos y ligeros, diseñados en dos formatos distintos.
  • Toyota apuesta por desarrollar su tecnología de hidrógeno más allá de los automóviles, para reducir el CO2 y alcanzar la neutralidad en carbono.

Toyota se fija como objetivo una sociedad neutral en carbono. Para alcanzar ese objetivo, desarrolla múltiples tecnologías electrificadas, incluida la del hidrógeno, que ve como una de las piezas clave para la reducción del CO2. La apuesta de Toyota por el hidrógeno va mucho más allá de los turismos, y de hecho está ofreciendo su tecnología de pila de combustible en módulos fáciles de usar para aplicaciones de terceros.

Para facilitar la expansión de su tecnología de hidrógeno desde la automoción a usos diversos, se ha rediseñado el sistema de pila de combustible del Toyota Mirai en unos módulos compactos. A partir de enero de 2022, Toyota pondrá en marcha la producción de módulos de segunda generación, basados en su avanzado sistema de pila de combustible de segunda generación. 

El nuevo sistema, contenido en unos módulos más compactos y ligeros, también proporciona una mayor densidad energética. Los módulos están disponibles en dos formas: una cúbica y otra rectangular plana, para ofrecer más flexibilidad y para que se adapten más fácilmente a diversas aplicaciones.

Producción europea

Toyota inició el desarrollo de pilas de combustible hace ya tiempo, en 1992, y desde entonces ha seguido perfeccionando su tecnología de hidrógeno. Esta nueva generación, la segunda, de módulos de pila de combustible, también será ensamblada en Europa, en el centro de investigación y desarrollo de Toyota Motor Europe (TME) en Zaventem (Bruselas). A partir de enero de 2022, el nuevo centro alojará una línea de montaje piloto que combinará una tecnología avanzada con un ensamblaje de gran calidad. 

Toyota tomó la decisión de montar sus módulos de pila de combustible de segunda generación en Europa al constatar el considerable incremento de la demanda en toda la región. En colaboración con emprendedores interesados en utilizar la tecnología de Toyota para sus propias aplicaciones, la Unidad de Negocio de Pila de Combustible de TME ofrecerá el apoyo técnico necesario para la integración. Esta proximidad con sus socios y la posibilidad de seguir de cerca las oportunidades de negocio que vayan surgiendo permitirá a la compañía multiplicar rápidamente la oferta.

Pacto Verde 

La expansión de una economía europea del hidrógeno será un elemento crucial para hacer posible el objetivo del Pacto Verde de Cero Emisiones Netas causantes del calentamiento global para 2050. La UE ha dejado claro que, para cumplir ese objetivo, la industria necesitará que “pioneros del clima y los recursos” desarrollen las primeras aplicaciones comerciales de tecnologías revolucionarias en sectores industriales clave antes de 2030. 

Con la emergencia de concentraciones de hidrógeno en Europa, diferentes sectores se unirán para sumar sus habilidades, tecnologías y aplicaciones, como camiones, autobuses, flotas de taxis e infraestructura de H2, y crear así oportunidades de negocio viables que les permitan prosperar y desarrollar núcleos de actividades a mayor escala. 

Con la implantación de sistemas basados en tecnologías de hidrógeno en un amplio abanico de aplicaciones, Toyota fomenta la creación de un ecosistema del hidrógeno, un ‘oasis vivo’ donde la oferta y la demanda se realimentan para seguir creciendo.

             

Beyond Zero by Toyota
Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de modelos electrificados, con más de 18 millones de automóviles electrificados vendidos en todo el mundo y 350.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 20 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces seguimos trabajando en ese objetivo. Esto demuestra el compromiso de la marca para ayudar a lograr una movilidad sostenible gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) para ayudar a combatir positivamente el cambio climático y una reducción de las emisiones de gases contaminantes (NOx y partículas) que afectan directamente a la salud de las personas. De hecho, las emisiones de NOx son más de un 90% inferiores al límite establecido por la legislación actual, por ejemplo, en Yaris Hybrid las emisiones de óxidos de nitrógeno son solo de 6 mg / km, en comparación con el límite esperado de 60 mg / km de automóviles de gasolina Euro6 y 80 mg / km de diésel Euro6. Emprender acciones para afrontar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo, y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo. Por eso, la compañía da un paso más para hacer frente a los retos medioambientales, situando las tecnologías en torno al hidrógeno en primer plano y tratando de convertirlo en la fuente de energía principal de la sociedad del mañana. Una sociedad futura en la que no solo no habrá emisiones, sino que además iremos más allá, conectando a personas, edificios y vehículos en un ecosistema único, que dará lugar a una sociedad mejor, con la movilidad para todos como eje, una movilidad que va más allá de los automóviles y que tiene que ver con superar retos y hacer realidad los sueños. El apoyo de Toyota al deporte olímpico y paralímpico se plasma además a través de Start Your Impossible, la iniciativa corporativa global que pretende servir de inspiración y busca la consecución de una sociedad más inclusiva y sostenible.