12
Enero
2022
|
10:05
Europe/Amsterdam

Barcelona recibe su primer autobús de hidrógeno de última generación, con tecnología de pila de combustible de Toyota

  • CaetanoBus, fabricante portugués de autobuses y chasis que forma parte de Toyota Caetano Portugal y Mitsui & Co., suministra a Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) el primero de los ocho buses de hidrógenos que circularán por la capital catalana.
  • El H2 City Gold LHD de CaetanoBus para TMB se propulsa gracias a una pila de combustible Toyota de 60 kW y repostará en la primera planta de hidrógeno verde de España, la de Iberdrola de la Zona Franca de Barcelona.

El pasado mes de diciembre se ha incorporado a la flota de autobuses de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) el primer autobús de hidrógeno de última generación, fabricado por CaetanoBus con tecnología de pila de combustible de Toyota. Está previsto que entre en funcionamiento en líneas regulares de TMB en 2022, tras la realización de todo el proceso de alta en la flota, que incluye pruebas sin pasajeros.

Es el primero de los ocho autobuses de hidrógeno que CaetanoBus, empresa portuguesa especializada en la fabricación de autobuses que cuenta con el apoyo directo de Toyota Motor Europe (TME) a través de Toyota Caetano Portugal (TCAP), suministrará a TMB dentro de su plan de descarbonización del transporte público para lograr una nueva movilidad sin emisiones.

Esta incorporación va acompañada de la puesta en marcha de la primera planta de hidrógeno verde en España, situada en la Zona Franca de Barcelona, muy cerca de las cocheras de los autobuses. Impulsada por TMB y propiedad de Iberdrola, el objetivo es que sirva para abastecer de hidrógeno verde esta y otras flotas y que tenga un efecto tractor sobre otras industrias del polígono que apuesten por esta nueva tecnología. La intención es consolidar un hub de hidrógeno verde en una de las áreas industriales más importantes del país.

El H2 City Gold HD de CaetanoBus que prestará servicio en Barcelona tiene un tamaño estándar, de 12 metros de longitud y tres puertas de acceso, propulsándose gracias a la tecnología de pila de combustible de Toyota. En este caso, ofrece una potencia de 60 kW y se alimenta del hidrógeno almacenado en cinco tanques, con una capacidad total de 37,5 kilogramos.

Como el resto de los vehículos que utilizan el hidrógeno como combustible, caso del Toyota Mirai, solo emite vapor de agua. El nuevo bus sin emisiones de TMB requiere unos 20 kilogramos diarios de hidrógeno para su funcionamiento.  

La nueva planta de hidrógeno verde de la Zona Franca de Barcelona cuenta con una subvención del programa Connecting Europe Facilities for Transport, de la Agencia Ejecutiva Europea de Clima, Infraestructuras y Medio Ambiente (CINEA), y es parte de la Estrategia Europea del Hidrógeno y la Hoja de Ruta del Hidrógeno del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España.

Desde 2019, Toyota Motor Europe (TME) ha suministrado la tecnología de pila de combustible Toyota, incluidos los grupos de pila de combustible, depósitos de hidrógeno y otros componentes clave, a los autobuses urbanos de hidrógeno fabricados por CaetanoBus. Más recientemente, en diciembre de 2020, Toyota Caetano Portugal (TCAP) se convirtió en accionista directo de CaetanoBus para respaldar la rápida expansión de su actividad central hacia el desarrollo y la comercialización de autobuses sin emisiones.   

             

Beyond Zero by Toyota
Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de modelos electrificados, con más de 18 millones de automóviles electrificados vendidos en todo el mundo y 350.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 20 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces seguimos trabajando en ese objetivo. Esto demuestra el compromiso de la marca para ayudar a lograr una movilidad sostenible gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) para ayudar a combatir positivamente el cambio climático y una reducción de las emisiones de gases contaminantes (NOx y partículas) que afectan directamente a la salud de las personas. De hecho, las emisiones de NOx son más de un 90% inferiores al límite establecido por la legislación actual, por ejemplo, en Yaris Hybrid las emisiones de óxidos de nitrógeno son solo de 6 mg / km, en comparación con el límite esperado de 60 mg / km de automóviles de gasolina Euro6 y 80 mg / km de diésel Euro6. Emprender acciones para afrontar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo, y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo. Por eso, la compañía da un paso más para hacer frente a los retos medioambientales, situando las tecnologías en torno al hidrógeno en primer plano y tratando de convertirlo en la fuente de energía principal de la sociedad del mañana. Una sociedad futura en la que no solo no habrá emisiones, sino que además iremos más allá, conectando a personas, edificios y vehículos en un ecosistema único, que dará lugar a una sociedad mejor, con la movilidad para todos como eje, una movilidad que va más allá de los automóviles y que tiene que ver con superar retos y hacer realidad los sueños. El apoyo de Toyota al deporte olímpico y paralímpico se plasma además a través de Start Your Impossible, la iniciativa corporativa global que pretende servir de inspiración y busca la consecución de una sociedad más inclusiva y sostenible.