04
Junio
2021
|
10:35
Europe/Amsterdam

Toyota Motor Europe (TME) producirá un nuevo modelo para el segmento A en la República Checa

  • Toyota Motor Manufacturing Czech Republic (TMMCZ) incorporará un segundo modelo TNGA, basado en la plataforma GA-B.
  • En TMMCZ se fabricará, además del nuevo modelo del segmento A, la cuarta generación del Toyota Yaris, lanzada en toda Europa con gran éxito el pasado año 2020.

Toyota Motor Europe (TME) ha confirmado hoy que dará continuidad en la producción de su modelo del segmento A con su fabricación en Toyota Motor Manufacturing Czech Republic (TMMCZ), en Kolin (República Checa). 

La planta checa ya está preparada para la Nueva Arquitectura Global de Toyota —Toyota New Global Architecture (TNGA)—. Allí se producirá el nuevo Toyota Yaris, cuya cuarta generación se lanzó en toda Europa el pasado año 2020, con gran éxito, y el nuevo modelo del segmento A.

Así, TMMCZ fabricará dos modelos TNGA, sobre la plataforma GA-B: el nuevo Yaris y el modelo del segmento A basado en el prototipo presentado el pasado mes de marzo: Aygo X Prologue.

El nuevo modelo del segmento A será un vehículo europeo en todos los sentidos, desde el desarrollo hasta la producción. Subraya el compromiso de la compañía por ampliar la producción europea tras el reciente anuncio de alcanzar unas ventas de 1,5 millones en Europa en 2025.

“Estamos convencidos de que este modelo supondrá una importante contribución al crecimiento europeo de Toyota, y subraya nuestra apuesta por la región. Se trata de un punto de entrada asequible a la marca para los clientes del segmento A, y al compartir plataforma con Yaris y Yaris Cross, ayudará a implantar las economías de escala necesarias para la producción de vehículos pequeños”, explica Marvin Cooke, Vicepresidente Ejecutivo de Toyota Motor Europe (TME).

El nombre del nuevo modelo para el segmento A, las previsiones de volumen y el calendario de introducción se anunciarán más adelante.

             

Beyond Zero by Toyota
Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de motores electrificados, con más de 15 millones de automóviles híbridos eléctricos vendidos en todo el mundo y 300.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 20 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces seguimos trabajando en ese objetivo. Esto demuestra el compromiso de la marca para ayudar a lograr una movilidad sostenible gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) para ayudar a combatir positivamente el cambio climático y una reducción de las emisiones de gases contaminantes (NOx y partículas) que afectan directamente a la salud de las personas. De hecho, las emisiones de NOx son más de un 90% inferiores al límite establecido por la legislación actual, por ejemplo, en Yaris Hybrid las emisiones de óxidos de nitrógeno son solo de 6 mg / km, en comparación con el límite esperado de 60 mg / km de automóviles de gasolina Euro6 y 80 mg / km de diésel Euro6. Emprender acciones para afrontar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo, y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo. Por eso, la compañía da un paso más para hacer frente a los retos medioambientales, situando las tecnologías en torno al hidrógeno en primer plano y tratando de convertirlo en la fuente de energía principal de la sociedad del mañana. Una sociedad futura en la que no solo no habrá emisiones, sino que además iremos más allá, conectando a personas, edificios y vehículos en un ecosistema único, que dará lugar a una sociedad mejor, con la movilidad para todos como eje, una movilidad que va más allá de los automóviles y que tiene que ver con superar retos y hacer realidad los sueños. El apoyo de Toyota al deporte olímpico y paralímpico se plasma además a través de Start Your Impossible, la iniciativa corporativa global que pretende servir de inspiración y busca la consecución de una sociedad más inclusiva y sostenible.