05
Diciembre
2023
|
15:28
Europe/Amsterdam

El prototipo deportivo TOYOTA FT-Se se electrifica y evoluciona

  • Unos componentes más ligeros y pequeños mejoran la conducción y el comportamiento en las curvas y al frenar. 
  • Baterías de nueva generación, con dimensiones compactas y elevada densidad energética.
  • Las opciones de personalización reflejan el estilo de vida y los valores individuales de cada conductor.

Toyota presenta un interesante potencial de futuro para los deportivos de alto rendimiento con el prototipo biplaza eléctrico con batería FT-Se sin emisiones.

Integrando los conocimientos acumulados por TOYOTA GAZOO Racing en su misión de crear vehículos cada vez mejores a través de la participación en competiciones automovilísticas, el prototipo FT-Se presenta una visión de cómo evolucionará y se intensificará la relación de los conductores con sus vehículos.

El FT-Se, cuyo nombre son las siglas en inglés de ‘Deportivo Toyota de futuro eléctrico’, es un prototipo de alto rendimiento para la era neutra en carbono. Su silueta sorprendentemente esbelta y fluida, característica de un auténtico deportivo biplaza, esconde una tecnología eléctrica con batería de nueva generación. 

Con una altura de apenas 1.220 mm, recuerda a los deportivos clásicos de tiempos pasados, mientras que sus 1.895 mm de ancho dan lugar a una presencia decidida, acentuada por un diseño frontal vanguardista que combina curvas suaves con líneas agresivas. Sus 4.380 mm de longitud y su estilizada silueta llaman la atención gracias a sus líneas aerodinámicas, sus singulares formas trapezoidales y su evocador alerón trasero.

En el interior, la cabina de nueva generación ofrece controles intuitivos y una experiencia más inmersiva al volante, con un cuadro de mandos a baja altura para una máxima visibilidad. Las rodilleras de nuevo diseño protegen al conductor y el pasajero de las fuerzas centrífugas durante la conducción, ya sea en carretera o en el hábitat natural del FT-Se, el circuito. 

Los avances en los campos de la electrificación y las tecnologías inteligentes han permitido a Toyota progresar en la dirección ya apuntada en 2021 cuando se presentó el primer prototipo deportivo como parte de la visión de la compañía sobre los vehículos eléctricos con batería –BEV, Battery Electric Vehicles–. Su mayor estabilidad de manejo y su rendimiento aerodinámico complementan la respuesta y la pura emoción de un motor eléctrico de nueva generación y alto rendimiento. 

El uso de las más recientes baterías, de bajo peso y alta densidad energética, es un factor importante para que multiplicar el rendimiento del FT-Se. Esta tecnología, combinada con la reducción de tamaño y peso de componentes como el motor eléctrico, la transmisión y la unidad de aire acondicionado, abren nuevas posibilidades para mejorar las cualidades de los deportivos tradicionales, como la estabilidad en las curvas, la respuesta de manejo y la firmeza del frenado. 

La idea es que el FT-Se siga creciendo mediante actualizaciones constantes de software y más complementos, reflejando el estilo de vida del conductor y sus valores individuales mediante la personalización y la integración de prácticas funciones para una conducción relajada. Toyota cree que la movilidad del futuro irá más allá de ofrecer herramientas físicas de transporte, para convertirse en un socio de estilo de vida. El prototipo FT-Se es una visión de cómo un deportivo eléctrico con batería podría convertirse en un vehículo irrepetible, para subir las pulsaciones del conductor y fomentar un vínculo a más largo plazo.

Toyota estrenó el FT-Se en el Salón japonés de la Movilidad 2023, en Tokio, del 26 de octubre al 5 de noviembre, junto al FT-3e, un prototipo de todocamino eléctrico con batería de nueva generación. Ambos vehículos representan un futuro transformado por la electrificación y la inteligencia, que va más allá de proporcionar una herramienta física de transporte y explora nuevos valores experienciales ofrecidos por los automóviles.

             

Let's Go Beyond by Toyota
Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de modelos electrificados, con más de 20 millones de automóviles electrificados vendidos en todo el mundo y 380.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 25 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces seguimos trabajando en ese objetivo. Esto demuestra el compromiso de la marca para ayudar a lograr una movilidad sostenible gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) para ayudar a combatir positivamente el cambio climático y una reducción de las emisiones de gases contaminantes (NOx y partículas) que afectan directamente a la salud de las personas. De hecho, las emisiones de NOx son más de un 90% inferiores al límite establecido por la legislación actual, por ejemplo, en Yaris Hybrid las emisiones de óxidos de nitrógeno son solo de 6 mg / km, en comparación con el límite esperado de 60 mg / km de automóviles de gasolina Euro6 y 80 mg / km de diésel Euro6. Emprender acciones para afrontar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo, y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo. Por eso, la compañía da un paso más para hacer frente a los retos medioambientales, situando las tecnologías en torno al hidrógeno en primer plano y tratando de convertirlo en la fuente de energía principal de la sociedad del mañana. Una sociedad futura en la que no solo no habrá emisiones, sino que además iremos más allá, conectando a personas, edificios y vehículos en un ecosistema único, que dará lugar a una sociedad mejor, con la movilidad para todos como eje, una movilidad que va más allá de los automóviles y que tiene que ver con superar retos y hacer realidad los sueños. El apoyo de Toyota al deporte olímpico y paralímpico se plasma además a través de Start Your Impossible, la iniciativa corporativa global que pretende servir de inspiración y busca la consecución de una sociedad más inclusiva y sostenible.