13
Diciembre
2021
|
15:42
Europe/Amsterdam

Isidre Esteve y su Toyota Hilux buscan competir por el top 20 en el Dakar 2022

  • El piloto del Repsol Rally Team disputará su 17ª edición en la prueba más dura del mundo al volante del Toyota Hilux Overdrive y usará un novedoso combustible de Repsol bajo en emisiones.
  • El ilerdense ha presentado este lunes el proyecto con el que espera dar un importante paso adelante a nivel competitivo con el apoyo de Repsol, MGS Seguros, KH-7 y Toyota España.
  • “Me siento afortunado de tener un proyecto como el nuestro, en el que cada año somos más competitivos”.
  • “Nuestro objetivo para el Dakar 2022 es pelear y estar cada vez más cerca de los mejores. Si logramos entrar entre los 20 primeros, será un buen resultado para nosotros”.

Isidre Esteve vuelve a la carga para disputar su 17ª edición, la séptima en coche, en el Rally Dakar 2022. El piloto del Repsol Rally Team se marca como objetivo mejorar las prestaciones de la pasada edición 2021, donde logró acabar 28º de la general pese a no tener apenas tiempo para probar con antelación su nuevo Toyota Hilux Overdrive debido a la pandemia. Para ello, repetirá por segundo año consecutivo con el prototipo de primer nivel, y en esta ocasión también utilizará un combustible de bajas emisiones desarrollado por Repsol. 

El tesón y la perseverancia de Isidre Esteve le han llevado a trabajar intensamente durante todo 2021 junto a los integrantes del Repsol Rally Team, su equipo de mecánicos y el copiloto, Txema Villalobos, para tratar de optimizar la configuración de su montura. Así, gracias al apoyo de Repsol, MGS, KH-7 y Toyota, pudo participar en la Baja Aragón, donde fue 13º, y en el Rally de Marruecos, donde acabó 11º de la general y 8º entre los coches T1, para poner a punto el Toyota Hilux. 

“Me siento afortunado de tener un proyecto como el nuestro, en el que cada año damos un paso hacia delante para ser más competitivos. Soy un privilegiado por tener a mi lado a la gente de Repsol, MGS, KH-7 y Toyota. Tenemos un equipo formidable que nos permite disponer de un calendario deportivo para preparar el Dakar, trabajar cada día con el coche y así poder ser más rápidos y consistentes”, comenta Isidre Esteve.

“El objetivo es ir al Dakar 2022 a competir y estar cada vez más cerca de los mejores. Siendo consciente de que el rally ha cambiado bastante en los dos últimos años y cada vez cuenta con coches y pilotos más competitivos, ahora me siento mucho más rápido y con más confianza que hace 12 meses, después del gran trabajo que hemos hecho durante el año. Yo creo que si el día 14 de enero conseguimos estar entre los 20 primeros, sería un buen resultado para nosotros. Obviamente, si podemos estar más cerca del top 15, mejor que mejor; eso sería algo extraordinario”.

Una de las principales novedades con las que cuenta el proyecto del Repsol Rally Team de cara al Dakar 2022 es la utilización de un combustible de bajas emisiones. La novedosa fórmula desarrollada por el Repsol Technology Lab –un centro de investigación puntero que cuenta con 240 científicos e investigadores– dispone de un 50% de biocombustible, en cuya fabricación se atrapa CO2 de la atmósfera, lo que hace que las emisiones de carbono sean notablemente inferiores a las de un combustible habitual; todo ello sin disminuir un ápice el rendimiento del 4x4 de Isidre Esteve. 

“Nos encontramos en un momento de muchísimos cambios en el mundo de la competición y de la automoción en general, y el Dakar ya ha anunciado su cambio de paradigma de cara al futuro. Nosotros queremos estar también en ese cambio. Nuestra apuesta para el futuro inmediato es el nuevo carburante de Repsol, que ya probamos en Marruecos, donde los resultados fueron espectaculares. Así, durante el Dakar lo volveremos a utilizar para seguir recabando datos. El objetivo final es utilizarlo de manera continuada durante el resto de 2022”, apunta Esteve sobre el nuevo combustible de bajas emisiones.

El piloto ilerdense –que contará de nuevo con los mandos adaptados preparados por Guidosimplex y el cojín inteligente Nubolo como elementos fundamentales de su día a día– llega con optimismo a su séptima participación en coche, después de haber luchado por el top 20 en el Dakar 2021, antes de que una rotura del diferencial a dos días para la conclusión le relegase al 28º puesto final. Sus buenos resultados en la Baja Aragón 2021 y el Rally de Marruecos del pasado octubre le hacen afrontar de manera positiva su 17ª edición, la segunda al volante del Toyota Hilux Overdrive. 

“Este año hemos podido trabajar en el coche desde principios de temporada y hemos logrado llegar a un punto donde sabemos todo lo que funciona y lo que no, además de qué es lo que mejor se adapta a mí. De este modo, saldremos en el Dakar 2022 con un Hilux que ya conocemos perfectamente, con el que hemos hecho bastantes kilómetros y del que tenemos claro cuál es el setting que mejor rinde. Esto nos permitirá ser rápidos desde el principio, pero debemos tener en cuenta que va a haber un gran número de pilotos oficiales y prototipos de máximo nivel. Nuestra mentalidad será la de ser competitivos cada día, evitar fallos iniciales y ser regulares, porque el Dakar nunca perdona y son dos semanas de carrera”.

El Dakar 2022 contará con una Prólogo (1 de enero) y 12 etapas, más una jornada de descanso, que se disputarán hasta el día 14 del mismo mes. Los organizadores han diseñado un recorrido notablemente diferente al de las anteriores ediciones en el país que incluirá una buena dosis de arena y 8.177 km de carrera (de los cuales 4.258 serán cronometrados).

“Esta vez, el 70% del recorrido es nuevo y, aunque es verdad que había mucha expectación sobre bajar al Empty Quarter [desierto de 650.000 km2 al sur del país], conozco a David Castera y a todo su equipo y no creo que haya menos dificultad por no ir allí. Va a ser un Dakar exigente a nivel deportivo, con mucha más arena que el año pasado, lo cual a nosotros nos castigará menos a nivel de exigencia de los neumáticos, ya que llevamos las ruedas pequeñas frente a las más grandes de los T1+”, desgrana Esteve. 

TOYOTA GAZOO Racing (TGR) aglutina todas las actividades de Toyota en competición, con presencia en el Campeonato Mundial de Resistencia —World Endurance Championship (WEC) —, el Campeonato Mundial de Rallys —World Rally Championship (WRC)— y el Rally Dakar, así como otras competiciones como las 24 Horas de Nürburgring, Super GT y Super Formula en Japón o la NASCAR en Estados Unidos. En 2020, TOYOTA GAZOO Racing obtuvo la tercera victoria consecutiva en las 24 Horas de Le Mans y un nuevo título de pilotos y constructores del WEC, además del campeonato de pilotos del WRC con Sébastien Ogier. Para Toyota, la competición es pieza fundamental en su estrategia de crear siempre vehículos cada vez mejores. El trabajo de TOYOTA GAZOO Racing en la competición se traslada a la calle con modelos deportivos como el Toyota GR Supra, el Toyota GR Yaris, el Toyota GR 86, el Toyota Corolla GR SPORT y el Toyota C-HR GR SPORT.