05
Marzo
2012
|
00:00
Europe/Amsterdam

La primera fase de prueba de Toyota Racing es todo un éxito

- Realización de 30 horas de pruebas como preparación para las 24 Horas de Le Mans.

- Continúa el desarrollo y los ajustes, centrados en las nuevas especificaciones aerodinámicas.
- Debut en competición el 5 de mayo en Spa-Francorchamps.



TOYOTA Racing ha finalizado con éxito la primera fase de prueba de su nuevo prototipo TS030 HYBRID, que participará en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA 2012.

Tras una intensa fase de diseño y desarrollo, el nuevo vehículo - creado para competir en la exclusiva categoría LMP1- se estrenó en un circuito el 11 de enero, durante una sesión de tres días en Paul Ricard, en el sur de Francia.

Las tres sesiones de prueba, de tres días cada una, celebradas en Paul Ricard en seis semanas, proporcionaron las primeras indicaciones sobre el rendimiento y la durabilidad del TS030 HYBRID.

En ese tiempo, el nuevo vehículo ha recorrido varios miles de kilómetros de día y de noche, incluida una maratoniana prueba de resistencia de 30 horas, diseñada para emular la dificultad de las extenuantes 24 Horas de Le Mans.

TOYOTA Racing utiliza los datos de esas pruebas para mejorar la durabilidad y el rendimiento de cara a las nuevas sesiones de pruebas, que comenzarán de nuevo en abril. Por otra parte, los diseñadores de TOYOTA Motorsport GmbH, donde se ha desarrollado y fabricado el chasis del TS030 HYBRID están revisando la aerodinámica antes de la primera carrera del equipo, el 5 de mayo en Spa-Francorchamps.

El Director técnico, Pascal Vasselon, explicó: "Todavía queda mucho que desarrollar y ajustar en el coche y en el equipo antes de poder considerar que estamos listos para la competición, y parte de ello se centra en nuestro paquete Spa. Habrá algunas mejoras visibles de la aerodinámica que creemos que darán lugar a un mayor rendimiento y nos ayudarán a luchar por ser el vehículo más rápido de la parrilla."

Un punto particular de interés, tanto en el seno del equipo como entre los aficionados al motor en general, ha sido el tren motriz TOYOTA HYBRID System - Racing, que incorpora una unidad híbrida combinada ‘Full Hybrid’ con un motor de gasolina V8 de 3.4 litros.

Esta unidad genera energía al frenar y ofrece un suplemento de potencia en la salida de las curvas, para mejorar el rendimiento y, al mismo tiempo, reducir el consumo de combustible. También ha sido un punto importante del desarrollo y los ajustes.

Hisatake Murata, Líder del Proyecto Híbrido, dijo: "Gracias a la gran cantidad de datos y a las impresiones detalladas de los pilotos, disponemos de mucha información sobre el comportamiento del sistema THS-R. De hecho, ya hemos podido aprovecharlo para refinar nuestros sistemas de cara a las próximas pruebas."

TOYOTA Racing confirmó en enero su alineación de pilotos para el coche n.º 7, que participará de forma permanente en el Campeonato Mundial de Resistencia, con el dos veces ganador en Le Mans Alex Wurz, a quien se unirán Nicolas Lapierre y Kazuki Nakajima. El coche n.º 8 solo ha sido confirmado para Le Mans, y será pilotado por Anthony Davidson, Hiroaki Ishiura y Sébastien Buemi.

Cinco de los seis pilotos, con la única excepción de Davidson, han probado ya el vehículo y han observado una evolución positiva, en línea con los ingenieros de TOYOTA Racing.
Disponemos de una base sólida, y el coche muestra un gran potencial, pero ahora tenemos que trabajar los detalles y desarrollar algunos aspectos," comentó Nakajima. "Vamos por buen camino, y las cosas siguen funcionando."

Wurz añadió: "En términos de desarrollo, seguimos optimizando la interacción entre todos los componentes, incluido el sistema híbrido. De ese modo, el coche está progresando."

Según Lapierre: "El diseño está evolucionando y mejorando; hemos solucionado algunos problemas, hemos corregido algunos detalles y, en general, seguimos avanzando."

Los resultados definitivos del programa de pruebas de TOYOTA Racing se verán durante la primera temporada de participación en el Campeonato Mundial de Resistencia, que empieza el 5 de mayo en Bélgica y luego sigue en Le Mans, con las 24 Horas, el 16 y 17 de junio.