16
Junio
2010
|
00:00
Europe/Amsterdam

Toyota inaugura un pionero concesionario sostenible en La Rochelle (Francia)

- Toyota ha celebrado la ceremonia de inauguración del concesionario más respetuoso con el medio ambiente y neutro en cuanto a emisiones de CO2 de toda Francia, en La Rochelle.
- La Rochelle es uno de los tres concesionarios sostenibles que está probando Toyota Motor Europe (TME) en Francia, Austria y Eslovenia, como experiencias pioneras para demostrar la viabilidad empresarial del diseño y la construcción sostenible. Mientras tanto, hay alrededor de 50 proyectos similares de concesionarios sostenibles en 13 países europeos.
- En este marco, Toyota tiene previstas nuevas inauguraciones, y se propone además conseguir reducciones generalizadas del consumo energético y de agua, y de las emisiones de CO2, en su extensa red de 3.000 concesionarios.


"La apuesta de Toyota por la movilidad sostenible tiene en cuenta todos los aspectos de nuestras actividades y operaciones empresariales", explicó Didier Leroy, Vicepresidente Ejecutivo de TME1, en la ceremonia de inauguración. "Somos el primer fabricante en aplicar criterios medioambientales a los estándares de nuestros concesionarios, con el objeto de reducir el impacto medioambiental de la red y recortar los costes operativos a largo plazo. El concesionario de Toyota y Lexus de La Rochelle supone una prueba concreta de los ahorros que se pueden conseguir".

Las instalaciones de La Rochelle han sido diseñadas teniendo en mente un comportamiento medioambiental líder en el sector. La construcción ha sido neutra en cuanto a emisiones de CO2, con un sistema fotovoltaico que genera el triple de la energía que consumen las instalaciones. Su consumo total de energía es tan sólo la mitad del consumo de un edificio estándar2. Al mismo tiempo, el establecimiento utiliza alrededor de un 70 % menos de agua que un edificio convencional, gracias a un depósito de agua de lluvia y al reciclaje del agua de lluvia en el autolavado. Un "techo vegetal" proporciona un sistema de refrigeración interna natural, al captar y almacenar agua de lluvia y servir como hábitat de fauna y flora. Por otra parte, unas tuberías geotérmicas, soterradas a una profundidad considerable, garantizan ventilación precalentada de forma natural en invierno.

Se espera que estas y otras medidas medioambientales permitan al concesionario conseguir la calificación de "excelente" en la Evaluación medioambiental de concesionarios de Toyota, basada en un estándar internacional de construcción y diseño sostenibles. Dicha evaluación valora todos los nuevos edificios del programa de Concesionarios sostenibles en nueve ámbitos distintos: energía, agua, residuos, materiales, contaminación, uso del terreno y ecología, salud y bienestar, gestión y transporte. Actualmente, hay previstos unos 50 proyectos de concesionarios respetuosos con el medio ambiente en 13 países europeos.

A pesar de que los concesionarios existentes no están sujetos a esta evaluación, se espera de ellos que mejoren su comportamiento medioambiental participando en una "auditoría kaizen de energía", para descubrir lo rápidas y significativas que son las mejoras que pueden realizar. Se espera que, para 2013, el 100 % de los concesionarios haya participado en la auditoría, y que hayan obtenido la certificación ISO 14001 para 2015.

Los esfuerzos encaminados a alcanzar esos objetivos ya están bien avanzados. Así, cerca de la mitad de las empresas nacionales de marketing y ventas de Toyota en Europa ya han iniciado proyectos piloto o están trabajando en el desarrollo de estos objetivos.

1 Con efecto a partir del 24 de junio de 2010, Didier Leroy ha sido nombrado Presidente de Toyota Motor Europe.
2 Según el estándar francés RT2005.


Toyota Motor Europe NV/SA (TME) supervisa las ventas mayoristas y el marketing de los vehículos, las piezas y los accesorios de Toyota y Lexus, así como las operaciones de fabricación y de diseño de Toyota en Europa. Toyota emplea, de forma directa o indirecta, a unas 86.000 personas en Europa, y ha invertido más de 7.000 millones de euros desde 1990. Las operaciones de Toyota en Europa se articulan alrededor de una red de 30 empresas nacionales de marketing y ventas en 56 países, un total de unos 3.000 concesionarios y nueve plantas de fabricación. En 2009, Toyota vendió 882.000 de vehículos Toyota y Lexus en Europa.