18
Septiembre
2020
|
11:39
Europe/Amsterdam

Toyota y Denyo desarrollan un vehículo de pila de combustible capaz de suministrar electricidad ininterrumpidamente durante 72 horas en situaciones de emergencia

  • Será una alternativa sostenible a los actuales vehículos de generación de electricidad, que utilizan motores diésel tanto para desplazarse como para producir la energía eléctrica necesaria en todo tipo de situaciones, desde eventos culturales al aire libre o conciertos hasta emergencia o catástrofes.
  • Ha sido seleccionado por el Ministerio de Medio Ambiente de Japón como un ‘proyecto de investigación y desarrollo tecnológico con bajo impacto en la huella de carbono’.

Toyota Motor Corporation (TMC) y Denyo Co., Ltd. han comenzado a desarrollar conjuntamente un vehículo de pila de combustible que utiliza hidrógeno para producir electricidad, capaz de suministrar hasta 72 horas de energía eléctrica de forma continua en caso de catástrofes o situaciones de emergencia.

Como fabricante líder de generadores de electricidad portátiles, Denyo trabajará con Toyota para comenzar las pruebas con este vehículo con la intención de comercializarlo y contribuir a una sociedad más sostenible, principal misión de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS)1 de las Naciones Unidas.

Esta iniciativa de Toyota y Denyo ha sido seleccionada por el Ministerio de Medio Ambiente de Japón como un ‘proyecto de investigación y desarrollo tecnológico con bajo impacto en la huella de carbono’. Ambas compañías están activamente involucradas en proyectos de impacto positivo en el medio ambiente, siendo ésta una de sus prioridades. Por ello, han desarrollado conjuntamente este vehículo, con la convicción de que la aplicación de la tecnología de pila de combustible en vehículos comerciales e industriales es necesaria para reducir las emisiones de CO2.

Además, Toyota y Denyo colaborarán en el posible desarrollo de vehículos electrificados, una manera de mostrar su capacidad y contribuir a la sociedad, ofreciendo valor añadido mediante proyectos de suministro de electricidad a gran escala, pudiendo disponer de ella dónde y cuándo sea necesario, como en situaciones de emergencia o catástrofes que supongan un corte en el suministro eléctrico, eventos culturales al aire libre, conciertos u otro tipo de reuniones.

La mayor parte de los actuales vehículos de generación de electricidad utilizan motores diésel tanto para desplazarse como para producir la energía eléctrica. El uso de combustibles fósiles genera emisiones negativas para el medio ambiente, como gases de efecto invernadero, dióxido de carbono (CO2) y óxido de nitrógeno (NOx). Los vehículos de pila de combustible, por el contrario, utilizan dichas pilas de combustible de hidrógeno para producir energía. Esto permite eliminar las sustancias nocivas para el medio ambiente, con una capacidad de generación de electricidad de hasta 72 horas continuas, y también pueden producir agua caliente alimentadas por dicha energía para duchas u otros usos.

El vehículo de pila de combustible desarrollado por Toyota y Denyo está basado en una unidad del Toyota Dyna, un pequeño camión, que utiliza para su movimiento y desplazamiento el mismo sistema de pila de combustible empleado en el Toyota Mirai, la primera berlina propulsada por hidrógeno producida en serie en el mundo.

Para la generación de electricidad, se emplea una unidad de pila de combustible desarrollada por Denyo, al amparo de un programa financiado por el Ministerio de Medio Ambiente de Japón2. El vehículo puede cargar 65 kilogramos de hidrógeno almacenado en 27 depósitos de alta presión, lo que le permite recorrer grandes distancias y generar electricidad durante largos períodos de tiempo.

Las pruebas de verificación darán comienzo este mes de septiembre, llevándose a cabo comparativas con otros vehículos equipados con motores convencionales para verificar las características especiales del vehículo de pila de combustible y su capacidad de carga y generación de electricidad, así como el impacto positivo que generará a nivel medioambiental y la reducción de emisiones de CO2.

Como compañía socialmente responsable, Denyo está comprometida con actividades que estén en armonía con el medio ambiente y seguirá trabajando en el desarrollo de sistemas de pila de combustible en su campo, como fabricante líder de equipos portátiles de generación de energía.

Toyota tiene como objetivo alcanzar una enorme reducción de emisiones de CO2 en el transporte, siendo una de sus actividades el contribuir a crear una sociedad alineada y acorde con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)1 de Naciones Unidas. Para ello continuará trabajando activa e intensamente en el campo de la movilidad electrificada.

 

 

Características del proyecto

Vehículo

Longitud x anchura x altura

6.380×2.220×2.240 cm

Peso total

7.265 kg

Capacidad de Hidrógeno

Depósitos de alta presión

27

Capacidad de cada depósito

1,626 l

Almacenaje total de hidrógeno

65 kg aprox.

Generación de Energía

Salida nominal

8.5 kW (trifásica y monofásica)

Fuente de alimentación

612 kWh

Voltaje nominal

Fases

Frecuencia

100/200 VAC

Trifásico de 4 hilos y monofásico de 3 hilos

50/60 Hz

Suministro de energía continuo (pico máximo de generación 8.5 kW) 

72 horas (considerando una reserva de hidrógeno estimada para desplazar el vehículo 100 km de ida y 100 km de vuelta)

Generación de Agua

Agua caliente generada

450 lts. aproximadamente

1 Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2015 son un conjunto de 17 objetivos (retos sociales) para alcanzar una sociedad más sostenible. Los ODS implicados en este proyecto conjunto de Toyota y Dyno son el 9 (Industria, Innovación e Infraestructura), el 12 (Producción y Consumo Responsable), el 13 (Acción por el Clima) y el 17 (Alianzas para Lograr los Objetivos).

2 Programa de Investigación y Desarrollo de Tecnologías con Baja Huella de Carbono —‘Low Carbon Technology Research and Development Program’—. Ministerio de Medio Ambiente de Japón.

Texto estándar

Beyond Zero by Toyota

Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de motores electrificados, con más de 15 millones de automóviles híbridos eléctricos vendidos en todo el mundo y 300.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 20 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces seguimos trabajando en ese objetivo. Esto demuestra el compromiso de la marca para ayudar a lograr una movilidad sostenible gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) para ayudar a combatir positivamente el cambio climático y una reducción de las emisiones de gases contaminantes (NOx y partículas) que afectan directamente a las salud de las personas. De hecho, las emisiones de NOx son más de un 90% inferiores al límite establecido por la legislación actual, por ejemplo, en Yaris Hybrid las emisiones de óxidos de nitrógeno son solo de 6 mg / km, en comparación con el límite esperado de 60 mg / km de automóviles de gasolina Euro6 y 80 mg / km de diésel Euro6. Emprender acciones para afrontar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo, y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo. Por eso, la compañía da un paso más para hacer frente a los retos medioambientales, situando las tecnologías en torno al hidrógeno en primer plano y tratando de convertirlo en la fuente de energía principal de la sociedad del mañana. Una sociedad futura en la que no solo no habrá emisiones, sino que además iremos más allá, conectando a personas, edificios y vehículos en un ecosistema único, que dará lugar a una sociedad mejor, con la movilidad para todos como eje, una movilidad que va más allá de los automóviles y que tiene que ver con superar retos y hacer realidad los sueños. El apoyo de Toyota al deporte olímpico y paralímpico se plasma además a través de Start Your Impossible, la iniciativa corporativa global que pretende servir de inspiración y busca la consecución de una sociedad más inclusiva y sostenible.