15
Diciembre
2020
|
15:59
Europe/Amsterdam

Toyota, cada vez más cerca de la producción final de camiones cero emisiones gracias a la tecnología de pila de combustible de nueva generación

  • El prototipo más reciente muestra el compromiso de Toyota con los vehículos pesados eléctricos de pila de combustible.
  • El sistema de pila de combustible de nueva generación ofrece una mayor eficiencia y rendimiento.
  • Este es sólo uno de los múltiples proyectos que Toyota está desarrollando en torno al hidrógeno, el vector energético del futuro.

La tecnología de pila de combustible de hidrógeno de nueva generación de Toyota, presentada recientemente en el nuevo Toyota Mirai, está motorizando un nuevo grupo de camiones eléctricos de pila de combustible de clase 8, con una masa máxima autorizada (MMA) superior a 14.000 kg.

Utilizando el mismo sistema de pila de combustible que el nuevo Mirai, los ingenieros de Toyota Motor North America Research and Development han desarrollado un conjunto de prototipos de camiones de futura producción, que están siendo preparados para ejecutar rutas de transporte en los puertos de Los Ángeles y Long Beach (California), para validar así su rendimiento, eficiencia y manejabilidad.

Diseñado con la suficiente flexibilidad para satisfacer las necesidades de una gran variedad de fabricantes de camiones, este nuevo sistema eléctrico de pila de combustible se ha adaptado a un chasis Kenworth T680 en los últimos prototipos. Un espacio de almacenamiento de hidrógeno más compacto situado tras la cabina del camión alberga seis tanques de hidrógeno con la misma capacidad que en los prototipos anteriores, mientras que una nueva y más potente batería de iones de litio ayuda a trasladar suavemente el flujo de energía a los motores eléctricos.

En esta configuración, el sistema de pila de combustible de segunda generación ofrece más de 480 km de autonomía real con una capacidad de carga de algo más de 36 tonaladas, todo ello con una conducción confortable para el transportista, un funcionamiento silencioso y cero emisiones contaminantes.

"Este es un paso muy importante en la transición a camiones pesados libres de emisiones", explica Andrew Lund, Ingeniero Jefe de Toyota Motor North America Reseach and Development, quien apunta: "Nuestros primeros prototipos de camiones demostraron que una motorización eléctrica de pila de combustible era capaz de transportar cargas pesadas en un uso diario. Estos nuevos prototipos no solo son el camino a vehículos de producción reales, sino que también nos permitirán empezar a mirar más allá del transporte y en aplicaciones más amplias de esta fiable y eficiente tecnología".

Reducir la contaminación aérea en los puertos de Los Ángeles y Long Beach ha sido un importante factor para impulsar este programa. El Desafío Medioambiental 2050 de Toyota tiene como objetivo eliminar casi por completo las emisiones de CO2 en vehículos, operaciones y cadena de suministro para 2050. Convertir los camiones de transporte que actualmente operan en camiones eléctricos de pila de combustible cero emisiones acercaría a Toyota a ese objetivo y mejoraría la calidad de vida de las personas.

Toyota, como parte de una de sus líneas de acción estratégicas, está constantemente poniendo en marcha iniciativas para contribuir al desarrollo de la sociedad del hidrógeno, promoviendo la expansión de la pila de combustible en turismos, vehículos comerciales y grandes vehículos industriales, entre otros. Toyota mantiene este compromiso promoviendo alianzas entre diferentes empresas de muy variados sectores para poder avanzar en este objetivo de convertir el hidrógeno en un vector energético en todo el mundo.

Otros proyectos

Así, Toyota lleva ya más de dos décadas trabajando para lograr, en un futuro próximo, que el hidrógeno sea la fuente de energía principal, haciendo que una sociedad basada en el hidrógeno pueda ser una realidad.

La punta de lanza de la estrategia de Toyota en torno al hidrógeno es el Toyota Mirai, la primera berlina de pila de combustible fabricada en serie en el mundo, cuya segunda generación ha sido presentada recientemente (más información) y ya se comercializa en Japón, llegando al mercado español a mediados de 2021. Desarrollado sobre la plataforma modular GA-L de Toyota, que permite añadir un tercer depósito de hidrógeno, el nuevo Mirai ofrece un 30% más de autonomía, hasta unos 650 km. El propósito de Toyota es multiplicar por 10 las ventas mundiales del Mirai en los próximos años.

Toyota ha llevado a cabo y ha colaborado con otros grandes proyectos que utilizan el hidrógeno como base durante los últimos años. Es el caso del camión de pila de combustible de hidrógeno de Toyota e Hino, cuyas pruebas comenzarán en primavera de 2022 (más información), el desarrollo del sistema de pila de combustible del Energy Observer, la primera embarcación a base de hidrógeno del mundo (más información), o la puesta en marcha de trenes de pila de combustible en un proyecto conjunto de East Japan Railway Company, Hitachi y Toyota (más información).

Otros proyectos destacados son la colaboración con Caetanobus SA en Portugal para ofrecer autobuses cero emisiones en Europa (más información) y con Denyo para la fabricación de un vehículo de pila de combustible capaz de suministrar electricidad ininterrumpidamente durante 72 horas en situaciones de emergencia (más información), el uso de carretillas elevadoras de pila de combustible en la planta de Motomachi (más información) o el despliegue de vehículos eléctricos de pila de combustible en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (más información), que se disputarán finalmente en el verano de 2021 y donde estarán presentes tanto el Toyota Mirai como autobuses Sora (más información) y carretillas elevadoras en tareas logísticas (más información).

Texto estándar

Beyond Zero by Toyota

Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de motores electrificados, con más de 15 millones de automóviles híbridos eléctricos vendidos en todo el mundo y 300.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 20 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces seguimos trabajando en ese objetivo. Esto demuestra el compromiso de la marca para ayudar a lograr una movilidad sostenible gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) para ayudar a combatir positivamente el cambio climático y una reducción de las emisiones de gases contaminantes (NOx y partículas) que afectan directamente a las salud de las personas. De hecho, las emisiones de NOx son más de un 90% inferiores al límite establecido por la legislación actual, por ejemplo, en Yaris Hybrid las emisiones de óxidos de nitrógeno son solo de 6 mg / km, en comparación con el límite esperado de 60 mg / km de automóviles de gasolina Euro6 y 80 mg / km de diésel Euro6. Emprender acciones para afrontar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo, y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo. Por eso, la compañía da un paso más para hacer frente a los retos medioambientales, situando las tecnologías en torno al hidrógeno en primer plano y tratando de convertirlo en la fuente de energía principal de la sociedad del mañana. Una sociedad futura en la que no solo no habrá emisiones, sino que además iremos más allá, conectando a personas, edificios y vehículos en un ecosistema único, que dará lugar a una sociedad mejor, con la movilidad para todos como eje, una movilidad que va más allá de los automóviles y que tiene que ver con superar retos y hacer realidad los sueños. El apoyo de Toyota al deporte olímpico y paralímpico se plasma además a través de Start Your Impossible, la iniciativa corporativa global que pretende servir de inspiración y busca la consecución de una sociedad más inclusiva y sostenible.